Los Outlet Digitales, por Amancio Landín y Luis Domene

Que el negocio en Internet es algo que va tomando cuerpo en nuestro país ya no es un secreto para nadie, a pesar de la falta de “madurez” digital que tenemos como consumidores. Sólo tenemos que fijarnos en qué empresas tienen sus ojos puestos en el negocio para ver que esto no es una moda pasajera, sino algo a lo que irnos acostumbrando ya que está aquí para quedarse. Aquellos que hoy conocemos como los “nativos digitales” probablemente verán en un futuro próximo la compra offline como vestigios del pasado (aunque hacer predicciones al respecto es la mejor forma de equivocarse).

Un modelo de negocio en auge en la última década han sido los outlet, lugares donde podemos encontrar productos de marcas de reconocido prestigio de temporadas anteriores, retales de temporada o con pequeñas taras en su fabricación, y con descuentos muy interesantes con respecto a su precio original. En poblaciones como Madrid y Barcelona, podemos encontrar superficies comerciales que son un conglomerado de outlets de distintas marcas como si se tratase de un centro comercial abierto.

Este tipo de negocio ha popularizado determinados productos y marcas antes inaccesibles a determinados segmentos de consumidores. Desde un punto de vista marketiniano, se trata de una jugada maestra. No se ha contaminado el segmento “premium” que busca la exclusividad del producto ya que lo pueden adquirir a su precio de salida en la tienda oficial (online y offline) y cuentan con un tiempo de exclusividad más que suficiente antes de su llegada a las masas. Al mismo tiempo, han conseguido nuevos segmentos de consumidores que antes eran escépticos por los precios prohibitivos de estos productos, y que ahora, han encontrado en los descuentos de hasta el 70% el argumento perfecto para darse ese capricho que todos deseamos. Éste es sin duda el supuestamente manido argumento del “chollo” que popularizó en los años 60 el Corte Inglés. Por otro lado está la marca, quién ha conseguido aumentar su espectro de clientes, erradicar los dañinos efectos del stock inamovible de su almacén y eliminar una parte importante de la merma en su producto.

Era sólo cuestión de tiempo que alguien decidiese combinar ambos conceptos, Internet + outlet, y popularizar este “nuevo” modelo de negocio que desde un análisis de estrategia, provee de grandes ventajas: elimina muchos de los costes que pueden hacer necesitar un volumen de venta elevado, provee de grandes márgenes comerciales, reduce las necesidades de inversión en todos los sentidos y permite al empresario concentrarse en el “core” del negocio. Si a esto le sumamos la palabra crisis, la ecuación es redonda y está lista para entregar con un lazo a un buen grupo de inversores con ganas de ver la crisis desde la barrera. Por todo ello, no es de extrañar que este tipo de negocios haya proliferado en Internet y que en alguno de los casos, sea un éxito reconocido que se empieza a estudiar en las escuelas de negocio como ejemplos de visión empresarial, estrategia y adaptación al nuevo escenario digital. Tal es el caso de BuyVIP que nace en 2005 y que ya en la actualidad tiene más de 6.000.000 de usuarios registrados. Imagine por un instante que su negocio cuenta con semejante cantidad de clientes que esporádicamente le compran algo. Sin duda alguna, la palabra crisis no volvería a aparecer en sus tertulias matutinas. Si usted tiene curiosidad por conocer quién está detrás de este negocio, tan sólo indicarle que no se trata de un nuevo “caso” Facebook, aquí la partida la juegan las empresas de la Champions League, lo componen un grupo de accionistas compuestos por 3i, firma líder a nivel mundial de capital riesgo, Bertelsmann (empresa líder mundial en medios de comunicación), ACP (Molins Capital Inversión), Kennet Partners (empresa líder en la inversión de negocios tecnológicos) o Grupo Intercom (hacedor de negocios como Infojobs, eMagister o Softonic). Este negocio se ha convertido en una multinacional con presencia física en tres países europeos (España, Alemania e Italia).

Imagen

No es de extrañar que sean muchas las empresas y de los sectores más diversos que estén reaccionando en este sentido, así encontramos marcas como Porcelanosa, quién ha sido la última en apuntarse a este modelo recientemente, además de otras como Whirlpool, Yoigo y un largo etcétera.

De esta forma, tal y como puede verse en los ejemplos comentados con anterioridad y teniendo en cuenta que la palabra “crisis” procede de un término griego que significa “oportunidad de elegir”, éste es sin duda un buen momento para reflexionar sobre el grado de convencimiento que tenemos en la búsqueda de oportunidades y sobre nuestro miedo al cambio y al futuro que nos llegará.

Copyright: Club de Marketing ALMERÍA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s